Lo más interesante de Windows 10 S a estas alturas de la película de las tablets de 100 euros con Windows 10 completo, es ver como reaccionan los fabricantes con sus propuestas de estos nuevos netbooks.

En este caso Acer presenta el TravelMate Spin B1 basado en la plataforma de Intel Apollo Lake, con un N3450 de consumo máximo de seis vatios y frecuencia de trabajo hasta los 2,2 Ghz, suficiente para mover sin excesivos problemas esta edición de Windows enfocada a luchar por el mercado con los Chromebooks económicos.

Pero si algo destacaban estos últimos eran en que había modelos con muy buenas pantallas desde los modelos más básicos, y en este Acer empieza ya con un panel de 11,6 pulgadas IPS con una resolución de 1920 x 1080, y si no fuera suficiente con un panel táctil de 10 de puntos, que esperemos no perjudique la calidad de la pantalla.

El resto de características son 4GB de RAM DDR3L, 64GB de almacenamiento eMMC y wifi de doble banda 802.11ac 2×2 MIMO y resto de puertos que podemos ver en la foto, incluido un USB 3.0 completo.

Respecto a la autonomía el fabricante declara unas interesantes 13 horas y un peso de 1.5 Kg. Su grosor para amantes de lo fino se queda en los 23,44 mm, suponemos que para mantener costes y aguantar los trotes de los más jóvenes.

En concreto los modelos TA320-BTC y TB350-BTC que poseen como característica especial seis puertos PCI-Express 3.0 x1 además del clásico puerto PCI-Express 3.0 x16, en principio para colocar el mayor número de ASIC dedicados a minería.

Para facilitar la tarea el PCB viene lo más sencillo posible y se incorpora además un conector de 24-pin ATX y otro de 8-pin EPS para la CPU, un molex adicional de cuatro pines para alimentar tal cantidad de puertos sin superar las especificaciones de los anteriores.

Ambas placas son idénticas solo diferenciándose en el chipset, para la básica el AMD 320 y para la más avanzada el B350 que permitiría overclock y más puertos con PCIe 2.0. El resto de las características son cuatro puertos SATA 6 Gb/s, audio de seis canales -siempre es bueno escuchar música en mientras minamos-, Ethernet gigabit, seis puertos USB 3.0 junto con dos USB2.0 capaces de entregar 1,5 amperios. El soporte de CPU Ryzen y APUs de séptima generación “Bristol Ridge” llega hasta los 95W para sus seis módulos regulares de voltaje (VRM). En principio todos los comercializados hasta la fecha pero sin muchas sobrevueltas.