Algunos habíamos tenido la suerte de probar la Radeon R7 240 que muchos equipos OEM habían integrado en sus equipos con Core i5 e i7 para acompañar a las integradas de Intel. Que siendo muy capaces para casi todo lo que no sean juegos -en rendimiento bruto una Intel HD4400 estaba a la par- donde si se notaba la diferencia era en la estabilidad de imágenes por segundo. En todos los casos esta R7 240 iba con DDR3 y en grandes cantidades para el efecto llamada.

La nueva Radeon RX 540 usará el mismo núcleo que la RX 550 con 8 computes units y 512 stream processors pero a más frecuencia según la fuente, aunque yo supongo que dependerá del fabricante ajustarla según sus necesidades. Donde si habrá restricciones es en poner memorias rápidas bajando de 112GB/s de su hermana mayor hasta unos 96GB/s. Aún así es un salto enorme respecto a una R7 240 y sus 28.80 GB/s.

Sin duda marca un nuevo mínimo de calidad, y seguir metiendo DDR3 en la gama baja, cuando las integradas de Intel ya se mueven en DDR4 y seguramente las proximas APUs de AMD no tiene mucho sentido. Además Ryzen al carecer de gráfica agradece en muchos casos poder tener algo actual y con GDDR5 a su lado si no vas a hacer uso de juegos, de ahí este nuevo interés en la gama baja con dos nuevos representantes con el núcleo Lexa hecho en 14 nm.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation